La disciplina de emprender

Inicio/General/La disciplina de emprender

Este verano no ha sido como el anterior, el verano 2014 fue tremendamente activo y a la vez apasionante, la razón: poner en marcha nuestra iniciativa ACCIONATE.

Este año, además de continuar nuestras actividades, nos hemos permitido unos días de descanso, aunque descanso activo.

La actividad tiene un nombre “la disciplina de emprender” de Bill Aulet. Libro que nos proporcionó Espaitec, en el que han colaborado en su traducción. Nos lo quedamos para poder darle su tiempo de lectura y análisis.

EMPRENDER2

Éste es nuestro humilde, básico y como siempre simple comentario.

¿Con qué nos quedamos?,

Pues lo primero con una obviedad, pero que no lo queremos tener en cuenta en ocasiones: “No hay empresa mientras no haya clientes dispuestos a pagar”.

Durante este año Asus VivoBook S400C AC Adapter hemos tenido la oportunidad de conocer y ayudar dentro de nuestras posibilidades a emprendedores que, con muy buenas ideas y ultra-motivados han generado grandes expectativas en su negocio, pero que han pospuesto el tema de “facturar y cobrar” a un segundo término. Error del que día a día estamos aprendiendo.

Segundo: Que existen dos palabras clave, disciplina y objetividad. Las dos parecen contrapuestas al emprendedurismo lleno de pasión e innovación.   El emprender se debe entender como un todo, y ejercerse metodológicamente paso a paso. Hay que ser muy específico, saber lo que se va ha hacer, el porqué y poderse computar sus resultados. No es cuestión de estados de ánimo, es cuestión de medir, aprender y actuar.

La tercera: El cliente.  Aunque todos tenemos claro que es la parte fundamental de todo negocio, desorientamos en muchas ocasiones nuestra estrategia del objetivo clave, tanto por estar convencidos de nuestras posibilidades, como por intentar mejorar el producto y no la solución que el cliente necesita. Hay fórmulas objetivas y coherentes que permiten focalizar esta prioridad.

Por último, la necesidad de formación.  Nunca son suficientes nuestros conocimientos teóricos por muchas experiencias que hayamos tenido. Los tiempos cambian y las necesidades y prioridades de los clientes también.  Es muy recomendable aprovechar al máximo lo que los expertos, hayan escrito libros o no, nos pueden proporcionar y no hacer de descubridores crónicos.  Muchos problemas nos los podemos ahorrar si dedicamos tiempo y recursos a nuestra preparación y formación.

Os animamos a que conozcáis este libro, hay mucho más que aprender y descubrir. Si lo deseáis, os podemos proporcionar ejemplares.

 

Etiquetas: |

About the autor:

Un comentario

  1. elena 4 enero, 2016 en 1:11 pm - Responder

    muchas gracias por tu articulo, estás haciendo un gran trabajo.
    yo no me animo a emprender de momento, estoy intentando ser semiautonoma, mediante minitrabajos como los que encontré en esta web Minijobs, así podemos ayudarnos todos!
    #suerte

Deje su comentario